La llegada del invierno trae consigo un  empeoramiento notable de las condiciones climatológicas, Llegan la nieve, hielo, niebla, lluvia y viento, y con ellos se ven alterados de manera muy notables los factores que afectan a la conducción. El estado de nuestro vehículo, adecuar la conducción a las condiciones de la vía y la atención al volante juegan un papel fundamental si queremos afrontar estos fríos meses de año con total tranquilidad.

En invierno, nuestro vehículo y sus elementos deben soportar condiciones ambientales más severas, por lo que será necesario tenerlo listo para ello. Aquí van nuestros 10 consejos para tenerlo a punto.

Aceite

Mantener el aceite en un estado óptimo es clave para minimizar los problemas de arranque en frio durante el invierno. La experiencia nos dice que no sólo es importante revisar los niveles sino también fijarnos en la viscosidad. Las bajas temperaturas hacen que se vuelva más denso y algunos aceites no están preparados para rendir correctamente a baja temperatura, corriendo el riesgo de que llegue incluso a  congelarse. Para evitar este problema, y averías más serias, debes usar lubricantes recomendados por el fabricante de tu coche.

Anticongelante

Es importante revisar el nivel del depósito de anticongelante. Las bajas temperaturas pueden congelar el agua del radiador y no podrás arrancar el motor. Además puede congelarse y dañar piezas importantes del motor del coche al dilatarse dentro de los conductos, provocando una costosa avería. Es muy importante cambiarlo cada 2 años o cuando indique el fabricante para que el producto conserve todas sus propiedades.

Batería

Es recomendable revisarla a menudo durante el invierno, A partir de los tres años tu batería comenzará a descargarse, y es en esta época cuando más le exigimos debido a un mayor uso de las luce y a la alta humedad. Llegado el momento lo mejor es reemplazarla por una nueva. Si van a realizar un viaje largo, llevar unas pinzas nunca vine mal. Y si lo que quieres es alargar su visa puedes hacerte con un cargador de batería a precios muy asequibles.

Neumáticos

Cuanto importantes son nuestros neumáticos para nuestra seguridad. Son el elemento que uno nuestro vehículo  a la carretera. En invierno aumenta el riego de sufrir aquaplaning o de pisar una placa de hielo debido a la lluvia, la nieve y las temperaturas bajo cero. Por eso es importante que estén en buen estado de conservación. Recuerda que la profundidad mínima para poder circular con ellos es de 1,6mm, aunque en esta época  se recomienda que no sea menor de 3mm. Además, es recomendable ver que la goma no está cuarteada.

Cadenas

El elemento imprescindible en tu coche en invierno son las cadenas. Sobre todo si circulas habitualmente por montaña o zonas donde son habituales las nevadas. Si no queremos colocar neumáticos de invierno en nuestro coche debemos llevar siempre cadenas en el maletero, En su versión estándar necesitaremos un poco de destreza para poder colocarlas, aunque siempre podemos optar por la versión textil mucho más rápida y sencilla de montar.

Luces

En estos meses aumenta su uso debido a que contamos con menos horas de luz y por las inclemencias del tiempo. Una buena opción, por si tenemos la mala fortuna  de que se nos fundan, es llevar el típico kit de lámparas de repuesto. Aunque no es obligatorio llevarlo, en caso de circular con una luz fundida nos exponemos a peligros y sancione.

Frenos

Los frenos sufren más en condiciones de lluvia y hielo. Es tan importante como unos neumáticos en estado correcto para no aumentar de manera exponencial nuestra distancia de frenado. La distancia de frenado puede incluso llegar a multiplicarse por 10 si pisamos una placa de hielo. Un correcto estado de los discos y de conservación de las pastillas de freno, serán indispensables para evitar sustos. Lo mejor es no esperar para cambiar las pastillas de freno a que se encienda el avisador de desgaste de nuestro panel de control. Así evitaremos dañar los discos y alargaremos su vida útil, y contaremos con un mayor poder de frenado.

Limpiaparabrisas

Los cambios de temperaturas extremos van desgastando el caucho de las escobillas a lo largo del año. Poco a poco se va perdiendo poder de limpieza. En invierno se pueden quedar pegados al cristal. Lo mejor para despegarlos y que no se rompan es el uso de spray descongelante o llenar el depósito con liquido limpiacristales, ya que estos productos contienen un punto de congelación más bajo que el agua por contener alcoholes. Muy recomendable ponerlos nuevos una vez al año.

Kit para emergencias

Por último, ante la posibilidad de quedarse atascado debido a las inclemencias del tiempo, recomendamos llevar siempre un pequeño kit de emergencia que incluya: cargador para nuestro móvil, botiquín, linterna, mantas, agua, algo de comida, rascador de lunas. Y recuerda llevar bien lleno el depósito de combustible. Es aconsejable  informarnos antes de salir del estado de las carreteras y de la previsión del tiempo.

En definitiva la llegada del invierno supone que debemos extremar las precauciones al volante. Pero si hacemos un buen mantenimiento de los diferentes elementos de nuestro vehículo, tales como los que aquí os hemos presentado, lo haremos de una manera totalmente segura. Esperamos haber podido ayudaros con nuestros consejos de hoy. Nos vemos en una próxima entrega. Toda nuestra experiencia y todos estos productos podéis encontrarlo a vuestra disposición también a través de www.danespares.com