La llegada del invierno trae consigo un  empeoramiento notable de las condiciones climatológicas, Llegan la nieve, hielo, niebla, lluvia y viento, y con ellos se ven alterados de manera muy notables los factores que afectan a la conducción. El estado de nuestro vehículo, adecuar la conducción a las condiciones de la vía y la atención al volante juegan un papel fundamental si queremos afrontar estos fríos meses de año con total tranquilidad.

En invierno, nuestro vehículo y sus elementos deben soportar condiciones ambientales más severas, por lo que será necesario tenerlo listo para ello. Aquí van nuestros 10 consejos para tenerlo a punto.

Read More